Vale la pena visitar este restaurante,  se sirve una buena comida china y no  falta una apreciable oferta de sushi.

Servicio atento, una agradable terraza permite disfrutar del aire libre, precios razonables.

No se arrepentiran de una visita.

El restaurante ofrece una buena variedad de carnes y mariscos. La calidad es buena y tambien la preparacion es  valida.

Los encargados del servicio son volenterosos pero se podria mejorar. El lugar ofrece también la posibilidad de comprar los productos. Tiene amplio parqueo y los precios son equilibrados con la calidad ofrecida.

Si tienen deseo de comer una buena carne no serán decepcionados.

 

El auténtico placer de un cigarro artesanal  (podrán ver en la misma tienda «formarse» su cigarro) lo espera en este pequeño pero acogedor ambiente.

Lo recibira el mismo propietario , Martin Cornelio,  que lo asistira de manera cordial y profesional y , sobre todo, con toda la pasión y los conocimientos que vamos a encontrar en sus  cigarros.  Los precios son correctos y si quieren quedarse a fumar su puro no falta un comodo sofa.
Si aman los puros no falten de visitar este lugar; no lo decepcionará.

Un ambiente tranquilo y discreto ideal para reuniones familiares o almuerzos de negocio.  El ambiente es formal pero se siente tambien como familiar. tiene un toque de elegancia sin resultar «pesado».

La propuesta gastronómica es clásica, de suficiente calidad  y bastante amplia. La calidad del servicio es bastante buena y los precios son correctos.

Sin duda uno de los lugares más bello de La Romana,  en las orillas del mar nos espera un restaurante spectacular.
Insuperable para una cena romántica en la terraza también es perfecto para fiestas en familia y  reuniones de negocio.
Ideal para fiestas, bodas y eventos que necesitan un escenario inolvidable.

 

Un buen cigarro en buena compañía encuentra aquí el ambiente ideal.
Los platos son bien servido y la calidad de la comida no decepciona; el nivel del lugar merecería más atención en la oferta de vinos.
No es un lugar económico pero los precios son justos ,  belleza y calidad lo recompensan seguramente.

Una elegante enoteca con una oferta suficiente de licores y destilados, también la oferta de vino es suficiente (se podría ampliar la variedad) y los precios son correctos. La asistencia a los clientes es atenta pero  mejorar el nivel de informaciones de las botellas a la venta entregaría a este lugar un «toque» más.

Dispone de parqueo y de salón al segundo nivel.

Al momento de comprar un buen vino o un buen destilado no podemos faltar de visitar CARVIS.

El área frente al restaurante permite, normalmente, un parqueo cómodo. La sala interna es agradable y con aire acondicionado. Más rústica el área externa donde también se encuentra el horno para la pizza. El servicio es familiar y suficientemente atento. Buena calidad de los platos que ofrece el menú donde no hace falta un toque italiano. A veces demora un poco la salida de los platos. El food shop anexo ofrece una buena variedad de productos y vinos de Italia. El nivel de los precios es correcto.